13 mayo 2018

Hoy hablamos del Quirquincho

Mamífero de la familia de los Dasypodidae (el menor de ellos), cuenta con variedades que habitan desde la zona del norte de las provincias del norte hasta la Patagonia en Argentina (Chaetophractus villosus) y las zonas andinas de Bolivia y Perú (Chaetophractus nationi).

También se lo conoce como armadillo, aunque recibe algunos nombres alternativos de acuerdo a la zona (Tatú, pichis o peludo)
Suele alcanzar de 60 a 65 cm de la cabeza a la cola. Su cuerpo está cubierto por una armadura, compuesta por bandas de piel coriácea dispuesta en placas osificadas en la parte posterior y bandas yuxtapuestas en las partes transversales.
Si se siente amenazado se enrolla formando una bola inexpugnable.
Las patas cortas tienen largas garras curvas para excavar sus madrigueras o en busca de comida. La cola es anillada y éstas dos especies sudamericanas suelen tener pelos distribuidos en todo el cuerpo que asoman entre las placas. Poseen un gran olfato y carecen de dientes incisivos o caninos, aunque tienen molares simples.
Es un omnívoro de hábitos nocturnos en verano y diurnos en invierno. La gestación dura 2 meses y los partos son múltiples. Las crías abren los ojos de 16 a 30 días de nacidas y destetan a los 50 días, alcanzan la madurez sexual a los 9 meses y viven de 4 a 16 años.
Están en peligro de extinción por caza indiscriminada. Su carne es muy apreciada, se lo cocina en su caparazón y con éste último se fabrican Charangos (instrumento musical similar a una guitarra pequeña).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos!