05 febrero 2016

Apareció en Corrientes un ocelote, un felino que se creía extinto


No maltrates a los animales

El ejemplar fue registrado por una cámara “trampa” de las empleadas para monitorear la actividad de los osos hormigueros en los Esteros de Iberá.

El ocelote registrado por una cámara “trampa”

Un ejemplar de ocelote, una especie de felino mediano que se consideraba extinta en Argentina desde hace una década, fue visto en las últimas horas en la provincia de Corrientes, a través de cinco fotos tomadas por personal de la ONG Conservation Land Trust (CLT) mediante cámaras “trampa” empleadas para monitorear la actividad de los osos hormiguetos en la Isla de San Alonso, en los Esteros de Iberá.
Las imágenes fueron analizadas por biólogos del Instituto de Biología Subtropical del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quienes confirmaron que se trataba de un ejemplar de ocelote.
No Maltrates a los animales

"Es un felino salvaje de tamaño mediano que habita en América, cuyo rango de distribución original iba desde el sur de Estados Unidos hasta el centro de Argentina", explicó a la agencia EFE Sebastián Di Martino, coordinador de programas de reintroducción de especies de Conservation Land Trust. El experto describió al animal como "un gato con manchas oceladas, alargadas, con un borde negro y con una coloración marrón rojiza en su interior.
Como casi todos los felinos, son difíciles de ver a simple vista. En general se registran a través de huellas o por presencia de pelos o de heces, añadió el especialista. Y detalló que "en este caso el hallazgo es más entretenido" porque se le ha sacado una foto que permitió confirmar la presencia del animal.

En el pasado, señaló, fue una especie "muy perseguida" por el valor de su piel, que se vendía para hacer tapados. Otro problema que contribuyó a la desaparición del ocelote en Corrientes fue la destrucción de su hábitat.
Por la forma en la que lo encontraron, "de casualidad" mientras trabajaban en el seguimiento de osos hormigueros gigantes reinsertados con éxito en el Iberá, los investigadores albergan la esperanza de que no sea un único individuo: “Lo que nosotros esperamos es que este individuo no sea uno solo, sino que haya otros que permitan que la especie pueda reproducirse en ese lugar, y que no sea únicamente un remanente de una población que se ha extinguido”, concluyó Di Martino.
Fuente: EFE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos!